Si nunca has discutido sobre un color, este post no te interesa. En cambio, si has tenido que emplearte a fondo para definir el azul noche y poder distinguirlo con dignidad del azul índigo, ultramar, cobalto, Capri o cyan sigue leyendo, porque te va a interesar.

En más de una ocasión algún cliente que quería colocar un cuadro en su salón nos ha intentado explicar cuál era el color de su mueble, sofá o pared. Imagínate, “tengo la pared gris perla tirando a morado pero muy suave…” Claro, en este caso nosotros imaginamos un tono que luego se puede parecer o no al que intenta definir el cliente. Y hay que enmarcar un cuadro, poner un marco a esa foto y colocarla sobre la pared de ese color ¡¡Un lío!!  Así que definitivamente hay que aclarar el tema.

¿Cuál es el color?

Todos hemos tenido la experiencia de tener en nuestras manos un muestrario de esos que nos dan cuando vamos a pintar las paredes de casa. Es la empresa Pantone la que está detrás de esta clasificación que denomina, por ejemplo, 18-3838 (memoriza este número) al color ultravioleta, clarificando así las cosas en un mundo en el que las palabras embrollan bastante las definiciones. Si te has perdido algún matiz sigue leyendo…

Pero, por qué es tan importante esta denominación. ¿Qué vende la empresa Pantone? Fuera de los típicos juegos de que las mujeres pueden nombrar infinidad de colores y los hombres no más de tres o cuatro, está claro que llega un momento en el que las palabras no son suficientes para definirlos. Imaginemos entornos profesionales de artes gráficas, moda, fotografía, vídeo, empresas automovilísticas, textil, …incluso médico o dental … En todos ellos es necesario estandarizar las definiciones para que cuando tú y yo pensemos en el rosa chicle, ambos tengamos una referencia exacta de cuál es el color. Era fundamental encontrar un método para que el coche al que hay que arreglar la puerta se pintara con la misma pintura original o que la pieza dental que nos fueran a poner se pareciera lo más posible al tono de las otras.

Historia de Pantone

Bien, pues la solución la ideó en 1963, Lawrence Herbert, fundador de PANTONE. Había llegado al convencimiento de que cada persona interpreta de manera diferente el espectro de colores, algo con lo que, a estas alturas, todos estaremos de acuerdo. Así que se puso a trabajar en la idea de elaborar un sistema estandarizado para poder identificar, hacer coincidir y comunicar sobre cada tonalidad; dicho de otro modo, para que todos los que hablaran de un color, hablaran del mismo color. Si esta ingeniosa idea se aplicó inicialmente a las artes gráficas, ahora, pocos entornos empresariales escapan a su influencia. Actualmente, Pantone tiene catalogados en su guía 1867 colores y sigue añadiendo nuevos cada cierto tiempo.

Colores Pantone. 1867 colores en la carta.

La marca Pantone es tan importante e influyente que anualmente establece cuál será el color predominante. Desde el año 2000 elige el triunfador  como una muestra más de la gran capacidad de influencia que tiene en el mundo del diseño y de la moda.

Ultra violeta en los tejidos de moda.            Influencia Pantone en el maquillaje.

El color ganador define la tendencia en estos sectores, y en muchos otros como en la decoración e incluso el maquillaje. Te aseguro que los marcos y las enmarcaciones no van a escapar a esta tendencia.

Ya no vamos a mantener más el misterio, el color de este año es el PANTONE 18-3838. Traducido a palabras, color ultra violeta y citando a la propia empresa, ”un tono púrpura, radicalmente provocador y reflexivo…comunica originalidad, ingenuidad y mentalidad visionaria que nos señala el futuro” 

 

Así que, preparémonos, este año pintaremos paredes,  decoraremos nuestra casa, vestiremos prendas, nos maquillaremos a ritmo ultravioleta y difícilmente podremos evitarlo. Pantone ha dictado sentencia. ¿Crees que te podrás resistir?