La restauración de un mueble o cualquier otro elemento decorativo requiere tiempo y paciencia, sin embargo, es fascinante el premio de volver a ver el brillo de un mueble o un marco antiguo. En esta entrada vamos a repasar la restauración de un espejo de grandes dimensiones, tallado en madera y de inspiración barroca como prueban sus elementos florales, alegóricos y los roleos perforados con volutas. La pieza en sí misma es espectacular, pero el paso del tiempo y el efecto de los cambios de temperatura, al que probablemente se ha visto sometido en la estancia en la que estaba colocado, ha terminado por resecar la madera agrietándola de manera visible.

El primer trabajo a realizar consiste en restaurar la madera, reajustar y reemplazar alguna pieza. Sobre la madera, después de aplicar yeso en los lugares en los que sea necesario, pasamos a suplir el bol donde había desaparecido. El bol es un material arcilloso que puede ser de diferentes colores (rojo, negro, amarillo, blanco) y que sirve de base para la colocación de la hoja de oro o plata.

Casi para finalizar, colocamos el oro. Este proceso es especialmente delicado en trabajos como el que nos ocupa ya que el volumen de la madera grabada hace que la hoja se rompa con facilidad, por lo que hay que ser muy cuidadoso para que el aspecto final sea homogéneo. La goma laca, para terminar, protegerá el oro: es imprescindible para evitar que se oxide y cambie de color.

Muchas veces vemos que nos traen marcos decorados con hoja de oro, totalmente desgastados de manera que aparece el tono generalmente rojizo del bol, que es el que se usa mayoritariamente. Es cierto que el paso del tiempo puede empobrecer el aspecto dorado, pero lo que solemos ver, en muchos casos, es que ha desaparecido porque se aplican productos que desgastan el barniz de goma laca y después merman la hoja de oro. Nuestro consejo es limpiar este tipo de molduras con un paño seco y, por supuesto, hacerlo suavemente. Estos marcos   acabados en oro o plata son delicados, pero si los tratamos con cariño podemos mantenerlos bonitos durante mucho tiempo. Finalmente, si el paso del tiempo obliga a  realizar algún tipo de restauración, en Cuadros Trazo somos expertos.