Queremos decorar una pared del salón, en concreto colocar algo en la zona del sofá y da la casualidad de que tenemos varios cuadros que hemos ido enmarcando estos últimos años. Son recuerdos de los viajes que hemos hecho. Tenemos fotografías, acuarelas típicas de distintos lugares, algún grabado y varios óleos pequeños.

Marcos de diferentes formas

see-town.com

¿Podemos aprovecharlos y colocarlos en esa pared? Al fin y al cabo, son recuerdos importantes para nosotros y parece una buena idea colgarlos en ese paño. Pero tenemos un problema, no son muy homogéneos: hay unos enmarcados con molduras de chapa de nogal, otros con passepartouts de diversos colores y molduras en oro, otras en plata,… Veamos cómo podemos hacerlo.

Mezclando formas de cuadros y tipos de moldura.

Thomas J. Story

Para una pared en la zona del sofá, que suele medir unos dos metros, podemos distribuir los cuadros de diferentes maneras. Elijamos los dos más grandes y distribuyamos de manera homogénea cuatro o cinco alrededor de cada uno de ellos. Formaremos una masa de color compacta de lados rectos.

Las escaleras y los pasillos también son lugares ideales para hacer este tipo de composiciones. En las fotografías os mostramos varios ejemplos.

Sin miedo a mezclar marcos totalmente distintos.

Otra manera podría ser, distribuir alrededor de un cuadro más grande otros pequeños, de manera que la forma del conjunto sea irregular.

thepaintedhive.com

 

También puede quedar bonita una pared con diez o quince cuadros pequeños colocados sin orden y totalmente distintos. Cuando se trata de decorar las paredes no debemos tener miedo a crear formas originales. Aquí os hemos presentado unas cuantas y seguro que os dan más de una idea…